Últimas noticias

REPORTAJES

La difícil vida de las Kumari, las diosas vivientes de Nepal

2Views

En muchas tradiciones religiosas los dioses existen solo en el ámbito espiritual. Sin embargo, en Nepal, las diosas son unas niñas y están vivas. Supuestamente poseídas por la diosa hindú Taleju, las Kumari, o diosas vivientes de Nepal, son adoradas por hindúes y budistas desde hace más de 700 años.

La Kumari es seleccionada a temprana edad y debe tener un cuerpo inmaculado, pecho de león y piernas de ciervo, además de mostrar su valentía al asistir sin llorar al sacrificio de un búfalo. Una vez elegida no puede ser tocada y no tiene permitido ni pisar el suelo ni hablar. Las pequeñas diosas viven confinadas en un templo en el que su familia se encarga de cuidarlas y del cual sólo podrán salir trece veces al año para las fiestas religiosas más importantes.

La vida de estas diosas vivientes es muy dura. Pero su reinado es corto, sólo dura hasta su primera menstruación. Según la creencia popular, en ese momento la diosa Taleju deja su cuerpo y empieza la búsqueda de otra niña virgen.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: