REPORTAJES

Big Data y desarrollo sostenible, una oportunidad de cambio

16Views

En esta era digital nos encontramos en un momento histórico en el que la cantidad de datos que los seres humanos somos capaces de producir y recibir es desbordante. En este contexto, el big data se ha erigido como una herramienta que nos permite seleccionar, agrupar e interpretar la información de una forma rápida y funcional.

En los últimos años, el big data, con su enorme capacidad de tratamiento de datos, ha contribuido a los estudios estadísticos y a los cálculos de previsiones de empresas, instituciones y movimientos sociales de todo el mundo. Se dice que la información es poder, y es por este mismo motivo que el big data, que facilita el procesamiento de cantidades ingentes de datos y ofrece líneas de tendencias, tiene una fuerza transformadora enorme que puede emplearse en beneficio de un mundo más sostenible en términos sociales y ecológicos.

Normalmente, las tecnologías de este tipo suelen estar asociadas a los grandes poderes económicos y políticos, por lo que parte de la población las considera enemigas del progreso social. Sin embargo, tal y como plantearon los organizadores del evento Big Data for Social Good 2018, el big datapuede ayudar, por ejemplo, en el plano ecológico, ya que “permite obtener mejores respuestas y generar planes de acción más eficientes frente a catástrofes futuras y a los efectos del cambio climático”.

Bajo ningún concepto esta visión cae en lo romántico, ya que el big data ha permitido lograr múltiples resultados que avalan su capacidad para consolidarse como un motor social y ecológico indiscutible. Así pues, cabe destacar, por ejemplo, el papel que tuvo jugó esta tecnología en México tras las medidas del gobierno para contener el brote de gripe A.

Detectar, prevenir e, incluso, reaccionar de forma rápida cuando es necesario son cualidades que, probablemente, van a ser condiciones indispensables para hacer frente a grandes desafíos como el cambio climático. En este sentido, el big data, gracias a la implicación de organizaciones como Data for Climate Action, puede convertirse en una herramienta imprescindible para proporcionar respuestas ágiles y efectivas a los retos ecológicos que puedan aparecer o plantearse en las próximas décadas.

En resumen, el big data, dada su tecnología avanzada, facilita a las personas y a las organizaciones una manera eficiente de tratar una cantidad ingente de datos. Todas las ventajas que ofrece el big data representan una oportunidad para mejorar la capacidad de prevenir y responder a catástrofes humanas y ecológicas, afinar más en la elaboración de políticas públicas y potenciar la cooperación internacional. Si las sociedades lo utilizan con el propósito de lograr un desarrollo sostenible, el big data podría revolucionar, sin duda alguna, el estilo de vida de todo el mundo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: