COLABORADORES

Europa estanca su crecimiento mientras en España parece que no preocupa a los candidatos

Europa, España, crecimiento
95Views

Llevo dos días en los que sólo recibo en mi pequeño despacho noticias que confirman un enfriamiento de la economía europea que preocupa al menos en mi modesta opinión. Ante esta tesitura de desaceleración de nuestro entorno, en nuestro país parece que no importa a nadie: el gobierno obviamente, recuperando derechos mediante Real Decreto por el bloqueo de la que fue la mesa del Congreso, y la oposición PP y Cs, a piñón fijo con Catalunya, que si los lazos que si el 155….que si el raca raca…

Parece como si a nadie preocupase la verdadera esencia de unas elecciones que es elegir un gobierno que cree confianza en la ciudadanía y en los inversores extranjeros para crecer al ritmo necesario que necesita nuestra Hacienda Pública.

Es evidente que la situación a la que los independentistas llevaron a Catalunya con la declaración unilateral de independencia bloqueó a los inversores y dejó la economía sin protección jurídica….gobernaba el PP. Y tras la moción de censura toda la tensión preexistente perdió terreno, los empresarios y el capital se sintieron reconfortados generando un cliclo de clara recuperación tal y como venía de la anterior etapa.

Hay datos ya que vimos la pasada semana al publicar el INE varias estadísticas que permiten medir ya la actividad del 1tr19. ​El más relevante, las ventas minoristas que suponen un 25% del consumo privado: crecieron en enero 0,3% mensual o sea, 3,5% anualizado. No obstante, en diciembre cayó 0,5%. Por lo tanto, desde noviembre las ventas han caído ligeramente. Eso implica que el consumo privado empieza el 1tr19 con crecimiento débil. A este dato hay que sumar las ventas de coches en enero y febrero que también fueron débiles.

Más datos objetivos son las ventas de viviendas de enero. Llevamos meses comentando que se han ralentizado el crecimiento de las ventas y distorsiona la crisis generada por el Tribunal Supremo con el impuesto de las hipotecas que provocó que muchas familias retrasasen su compra para no pagar el impuesto. No obstante, desde el sector inmobiliario cuentan que el mercado se ha enfriado y que los precios han dejado de crecer en las grandes ciudades como Madrid y Barcelona. Los alquileres están congelados ya en las dos zonas y se ve al mercado tímido. Al subir más los alquileres en el centro de las grandes ciudades que los precios de venta comenzamos a ver que expulsan a la demanda a la periferia. ​La misma dinámica que vimos durante la burbuja antes de la crisis.

El INE también publicó los datos de coste laboral armonizados con Eurostat y Europa. En el 4tr18 los salarios crecieron 0,2% trim. ​versus el 0,8% del 3tr18. Esto ayuda a explicar el frenazo del consumo privado y también de las ventas de viviendas. Los precios de la vivienda han crecido muy por encima de los salarios desde 2015 y han llegado a niveles que son inaccesibles para buena parte de los potenciales compradores.

Mas datos de coyuntura de nuestra Unión Europea; Eurostat publicó los datos de producción industrial de enero. Tras la fuerte caída de noviembre y diciembre, la producción repuntó en enero aunque sigue por debajo de octubre. La excepción fue Alemania, donde la producción continuó cayendo en enero. España destacó por un fuerte repunte mensual del 3%, el más intenso de los grandes países del área. No obstante, el dato estuvo distorsionado por la producción de energía. La producción de bienes intermedios apenas creció, por lo que las empresas deben estar reduciendo los inventarios acumulados en los últimos meses en los que las ventas fueron peor de lo esperado.

La producción de bienes de capital y de consumo duradero como los coches, siguen por debajo de enero de 2018. Además, los datos de empleo en España dan señal de menor crecimiento pero aún muy intenso, especialmente si los comparamos con nuestros socios europeos. Pero los indicadores de esta semana de enero dan señales de debilidad y desaceleración.

No es preocupante en exceso pero es verdad que tenemos nubarrones que impiden que la confianza se afiance y con Europa casi parada, el escenario normal es de desaceleración​.

No tenemos que anclarnos en el sector de la construcción pues parece que no hemos aprendido nada y hay que ver qué propuestas de crecimiento son más imaginativas y viables. Con las ventas de vivienda perdiendo intensidad, España no debería cometer el error de volver a construir viviendas a precios que no se van a vender para que de nuevo se queden vacías. En 2007 se iniciaron 700.000 viviendas y en 2019 están previstas unas 100.000. Por lo tanto, la dinámica es la misma aunque las consecuencias en términos de destrucción de empleo serían muy inferiores a las de la crisis de 2008.

Parece que a los candidatos, excepción del Gobierno, no preocupa el estado de la economía en su conjunto, nadie habla de su plan para el momento económico actual sólo palabrería que parece dirigida a una parvulario que fuese a votar con el corazón y con impulsos.

No quiero ni pensar lo que le ocurriría a nuestro riesgo país, medido por su famosa prima, si en España se formase un gobierno fascista de VOX, si Italia está siendo arrasada por los mercados desde que los ultras tienen parte del poder al lado de supuestos liberales y conservadores (como aquí sería el tripartito de derechas), que no sería en nuestro país siempre peor tratado que el país transalpino….

No se trata de meter miedo previo se trata de ver la realidad de nuestros mercados y pensar donde irían las cotizaciones del IBEX 35 si un partido franquista llegase a ministerios clave en la gobernanza económica de España. Todo parece indicar que no ocurrirá depende de votar por impulsos o con la mano en la cartera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: